BLOG

Venga a nosotros tu reino

Si aprendo a orar, aprendo todo. Estoy en la escuela de la oración.  

Vicios de lo oración 

  1. Nos enseñaron que teníamos que conectar la oración a nuestras necesidades. (La oración calesita). Oro por los problemas, Dios resuelve, viene otro y oro. Solo oro cuando tengo necesidad de algo. La oración se centra en mí y mis necesidades. Pero el foco es Cristo y Su plan. Debemos orar en las cuatro dimensiones. Escuchando la voz de Dios para saber por quién orar y qué en cada dimensión. Y mis necesidades serán satisfechas también, porque son añadiduras.  
  2. Hay gente que cree que interceder le da un poder especial sobre los demás. “Yo tengo la oración salvadora”. Es la oración de un modelo jerárquico de la iglesia. Pero en el modelo del Cuerpo eso no existe. Hay funciones, no títulos. Si me pongo un título, me pongo aparte del Cuerpo.  
  3. Oro porque tengo un llamado. “Dios me llamó a orar solo por los de adoración”. “Tengo un llamado a orar por los que están en la calle”. ¡En aposento no somos los que sabemos orar sino los que no sabemos! El llamado es a orar en las cuatro dimensiones. “Venga a nosotros Tú Reino”. La lucha más grande que tenemos en la oración es nuestra propia carne, no el diablo.  

¿Cómo nos desprendemos de esos vicios? 

Lo que está escondido detrás de todo esto es el orgullo. 

El orgullo visible los vemos todos. El orgullo invisible, es individualista.  Cuando no queremos orar en el Cuerpo, oramos como queremos, “yo lo hago en mi casa”… es individualista.  

Aprender humildad es ser reducido a nada. “Señor no sé y no puedo”. Es una experiencia con Él. “Sos tan Grande y hermoso, necesito pasar por la experiencia”. 

¡Las grandes obras se realizan a partir de nuestra nada! ¡Es cuando Él lo hace! Vemos Su grandeza. 

Salmos 127:1 Si Jehová no edificare la casa, 

En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia. 

Tengo que aprender a morir a mis obras. Lo que conozco y no conozco de orgullo en mí.  

Génesis 11:4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. 

Todos queremos edificar algo para nosotros mismos. “Me conocen por tal cosa” …, una reputación, imperios personales, aún con experiencias religiosas.  

Daniel 4:30  habló el rey y dijo: ¿No es esta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad? ¡El rey edificó para él hasta que reaccionó! 

Dios es un demoledor universal. Demolerá nuestro ego.  

Jeremías 1:10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar. 

Primero tenía que destruir (igual que lo que hace Él con nuestro ego).  Forjará luego a Cristo en nosotros.  

“Señor llevo al altar hacer cosas para que otros vean. Buscando agradar o buscando la revancha”.  

Tenemos que pasar por la frustración de no recibir algunas respuestas de oración. Sino iremos a Él solo por lo que necesitamos.  

Señor, no soy nada, pero vos Sos todo. 

Humildad que se inclina. Se somete. Hay otra humildad, la de los hijos que miran al Señor para arriba, ven al Señor grande y se ven a sí mismos y se ven pequeños.  

¿Cómo te aseguras de mantenerte en humildad? 

  • Teniendo hambre de Dios siempre. (Teniendo el portal, teniendo el equipo, leyendo la Palabra, viniendo al Cuerpo, etc). 
  • Morir cada día. ÉL se forjará en mí. 
Compártelo
logoweb1

Envíale un mensaje

Auditorios en vivo

Los Auditorios se brindan de manera totalmente libre y gratuita en la calle Beauchef 834, Ciudad de Buenos Aires, Argentina los dias martes a las 17 horas.

También puedes verlos en vivo y en directo a través de nuestras transmisiones online haciendo clic aquí.

Sobre Alejandra

Alejandra Stamateas es, para miles de mujeres y hombres en toda Latinoamérica, una fuente de inspiración, fuerza y ejemplo para poder alcanzar cada una de las metas propuestas.

Ver más

Contactate

info@alejandrastamateas.com

(+54) 011 4924-1690

Beauchef 834
CABA - Argentina

2022 © Alejandra Stamateas. Todos los derechos reservados. Desarrollo web por Impakto Creative.