BLOG

Almas errantes

Los ciudadanos de Reino vivimos en las cosas celestiales. Estamos libres para vivir las bendiciones del cielo.

Antes estábamos en el reino de las tinieblas ahora en el de la Luz. 

Nos movemos en otra dimensión de tiempo: la eternidad. Donde todo pasa ahora.

Cambiamos de gobierno. Ahora no nos gobierna el alma sino Cristo.

Cambiamos de leyes. No estamos sujetos a las leyes de la muerte sino a las leyes de la Vida.

Podemos hacer dos tipos de siembra: para la carne o para el espíritu.

Todo lo que hago es una siembra. 

Puedo sembrar para la carne:  ahí cosecho malestar, preocupación, ansiedad, nerviosismo, control, pelea, críticas. Es decir, toqué muerte.

Si soy sensible me voy a dar cuenta que esa cosecha no la quiero. Lo que hago es volver a poner rápidamente mi mente en el espíritu. Lo hago invocando al Señor. Y ahí estaré viviendo en resurrección.

David decía: “mientras callé envejecieron mis huesos”.  

Qué pasa si me levanto y empiezo a sembrar para la carne, y digo: “tengo derecho a estar ansioso”. Entonces acumulo muerte tras muerte. 

Lo que nos pasa ahí es que hemos acumulado tanta muerte que ahora reina el pecado en nosotros. Nos gobierna el enemigo.

Génesis 4:1-5: Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido[a] varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

Caín escuchó la enseñanza de sus papas y no le importó. Le llevo a Dios lo que él le parecía. Lo hizo en sus fuerzas, con lo que a él le gustaba. 

Inventó su propio concepto. 

Dios se enoja, no ve con agrado a su ofrenda y a Caín.

A Caín le cambia el semblante. 

Si no salís rápido de ese semblante vas a volver a tocar muerte. Esa cara, te puede llevar a una escalada de muerte tras muerte y que te comience a gobernar satanás.

Génesis 4:12-14: 12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra. 13 Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado. 14 He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.

La actitud de Caín le trajo maldición a todas las generaciones. 

Extranjero: Nuestro lugar de residencia es el Reino de los Cielos. Si actuó en mi yo, soy un extranjero.

Errante: es un vagabundo. Todo el día estás meditando en tus problemas. 

El errante nunca recibe nada. 

El único lugar para recibir es en el Espíritu.

Si estás “matándote” para recibir algo estás en el lugar de muerte. 

Cuando estamos en el espíritu todo lo que hagamos nos va a salir bien. Hay frutos!!

Salmo 32: 3- 11: 

1 Mientras callé, se envejecieron mis huesos

En mi gemir todo el día.

Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;

Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah

Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad.

Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;

Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah

Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;

Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán estas a él.

Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia;

Con cánticos de liberación me rodearás. Selah

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;

Sobre ti fijaré mis ojos.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,

Que han de ser sujetados con cabestro y con freno,

Porque si no, no se acercan a ti.

10 Muchos dolores habrá para el impío;

Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.

11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos;

Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.

“Gemir” no es invocar!! Cuando te encuentres gimiendo comienza a invocar el Nombre del Señor.

“Mi verdor”, mi vida se fue secando. 

“Mi pecado te declaro”. Llevó al altar.

“Orará a ti” habla de intimidad. La vida me absorbe.

“Eres mi Refugio” le habla directo al Señor.

Y ahí el Señor le habla y le dice” te haré entender y te enseñaré el camino que debes andar” 

Lucas 22:31-32: 31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

Diferencia entre la negación de Pedro y la traición de judas: Pedro volvió. Judas tocó muerte, Pedro tocó la vida de Cristo. 

Pedro volvió de su alma, de su yo. Tuvo que dejar su esfuerzo, su orgullo, de su modo. 

No le damos a medias, Él  nos quiere totalmente entregados. 

Nos dice  “rendite a mí, te voy a mostrar el camino”

Cuando tengas “esa cara” ponete de acuerdo con Dios y volvete al espíritu. 

Cantares 5:16

Su paladar es la dulzura misma;
¡él es todo un encanto!
¡Tal es mi amado, tal es mi amigo,
doncellas de Jerusalén!

Compártelo

Seguime en Instagram

logoweb1

Envíale un mensaje

Auditorios en vivo

Los Auditorios se brindan de manera totalmente libre y gratuita en la calle Beauchef 834, Ciudad de Buenos Aires, Argentina los dias martes a las 17 horas.

También puedes verlos en vivo y en directo a través de nuestras transmisiones online haciendo clic aquí.

Sobre Alejandra

Alejandra Stamateas es, para miles de mujeres y hombres en toda Latinoamérica, una fuente de inspiración, fuerza y ejemplo para poder alcanzar cada una de las metas propuestas.

Ver más

Contactate

info@alejandrastamateas.com

(+54) 011 4924-1690

Beauchef 834
CABA - Argentina

2022 © Alejandra Stamateas. Todos los derechos reservados. Desarrollo web por Impakto Creative.