Soy una mujer súper celosa

Todos tenemos celos, en mayor o en menor grado, pero el problema es cuando se apoderan de nuestra vida. ¿Que lleva a una mujer a ser súper celosa? Una mujer es celosa porque tiene miedo de perder lo que posee. Para la persona celosa existe una posesión valiosa que se encuentra en peligro: un marido, un hijo, una amiga, un amigo, o puede ser también un objeto.

Se puede celar cualquier cosa en la vida: podés celar personas, animales, objetos; pues esa persona tiene miedo a perder algo o a alguien. Por eso es que cela, porque confunde amor con posesión y trata al otro como si fuera una propiedad.

¿Cómo actúa una mujer celosa?

Interroga: ¿a dónde fuiste?, ¿con quién hablaste?, ¿con quién estuviste?, ¿a quién tomaron en tu trabajo?, ¿es una mujer? Interroga al estilo policial y no solo no se va a calmar, sino que seguirá preguntando y ninguna respuesta le traerá tranquilidad.

Comienzan a prohibir: “no vas a salir con tus amigos”, “no vas hacer esto u aquello”, “no quiero que hables con esa mujer”. Controla cada acto, cada gesto, cada palabra que el otro está diciendo. Revisa los bolsillos del pantalón, de la camisa; llama a los teléfonos que tiene anotados en la agenda; revisa qué nombres figuran y empieza a escuchar las conversaciones telefónicas.

La mujer celosa, después de celar tanto, llega un momento que, le pide perdón al compañero o a esa amiga que estuvo celando, o a ese hijo, pero luego otra vez, el círculo vicioso comienza, y vuelve a perseguirlo, a controlarlo. Quizás diga: “no lo voy hacer nunca más”, “no quiero que te sientas mal, disculpame”, “¡yo no sé qué me paso!”, “no sé por qué vivo persiguiéndote, si yo te amo, no quiero controlarte más”, y otra vez el círculo.

¿Por qué una persona llega a ser celosa?

1. La persona celosa tiene baja estima, es insegura: toda mujer insegura tiene baja estima, y toda mujer que tiene baja estima es una mujer insegura. La mujer que es celosa compulsiva, que vive sus celos a un grado extremo, es una mujer que tiene inseguridad y miedo a perder, a que le roben lo suyo, miedo a ser abandonada. Sus frases por lo general son: “Si él se va yo me muero”. “Si otra mujer me lo saca, ¿qué voy hacer sola?”

Son mujeres que siempre se sentirán perdedoras, verán a otra mujer como un potencial peligro para que el marido sea infiel. Piensan y creen que la otra es más linda, más inteligente, más ganadora, la otra tiene más que ella.

2. En su infancia, hubo infidelidad paterna: ¿qué quiere decir esto? En casi todos los casos, no en todos, la mamá o el papá de esta mujer fue infiel. Ella lo puede tener consiente o no, puede estar expuesta la infidelidad o no, pero tal vez de chica o adolescente percibió la infidelidad de alguno de sus padres o de los dos, y la reacción es ser una mujer celosa temiendo que lo que ocurrió a sus padres pueda repetirse en su pareja.

3. La mujer celosa siempre verá lo malo de la vida: lamentablemente estamos entrenadas para ver lo malo de la vida. Te levantás a la mañana, prendés la radio o la televisión, o leés el diario, o hablás con una amiga o con una vecina, y siempre hay una mala noticia. Por lo tanto su mente está entrenada para ver siempre lo malo, lo negativo; por eso, en primer lugar, necesitamos re entrenar los ojos.

Lo que busquemos eso es lo que vamos a encontrar
Si buscás cosas malas, vas a encontrar cosas malas.
Si buscás cosas buenas ¿qué vas a encontrar?
Si buscás infidelidad ¿qué vas a encontrar? 
Buscás amor y comprensión, ¿qué vas a encontrar?
Re-entrená tus ojos para que busques lo bueno y lo encuentres

Los seres humanos no son posesiones, no son propiedad nuestra; ese marido que tenés no es tu propiedad, no está a la venta, no lo compraste. Comenzá a disfrutar de la vida; vestite cada mañana con la alegría de la vida, eso te va a dar fuerza para enfrentar todo lo que tengas que enfrentar, no te preocupes porque cuando empieces a disfrutar de la vida y a agradecer por cada pequeña cosa y gran cosa que te sucedan en la vida, ¡vas a comenzar a disfrutar!

No te aferres a nadie, 
No te sujetes a nadie,
No celes, 
No quieras poseer, 
Las personas no se poseen, aprende a disfrutar y a soltar.

¿Te gustó? ¡Compartilo!

 

Sumate al newsletter

Recibí todas las semanas nuestras charlas, mensajes motivacionales, información sobre los nuevos eventos y mucho más.

Contactate

  • Auditorios: Beauchef 834, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

  • Teléfono: (+54) 011 4924-1690 | 4923-0700

  • Email: info@alejandrastamateas.com

Seguinos